Declaración de la Renta 2017 (II)

Qué podemos desgravar en nuestra declaración

Existen algunos puntos en los que podemos realizar algunas deducciones en la Declaración de la Renta 2017.

  • Algunos seguros tienen desgrave fiscal, incluso los obligatorios: seguro del hogar, de ahorro, de accidente…Toda vivienda debe tener, como mínimo, cobertura frente a incendios. Así, el seguro de hogar es obligatorio con al menos dicha protección, y ampliar las coberturas ya dependerá del propietario del inmueble. En general, las primas pagadas por este tipo de seguro no desgravan en el IRPF, salvo si el producto está vinculado a la hipoteca de una casa que tenga derecho a la desgravación por adquisición de vivienda habitual. Eso es, para los inmuebles comprados antes del 1 de enero de 2013.
  • El Seguro de Vida también suele ser un seguro exigido por el banco para contratar una hipoteca, pero las aportaciones no gozan de beneficios fiscales, con la excepción de los Planes de Previsión Asegurados (PPA), cuyas primas se consideran una reducción de los rendimientos del trabajo, hasta determinados límites.
  • Las deducciones para familias numerosas, tanto por hijos como por ascendientes minusválidos a cargo, de unos cien euros mensuales, pueden cobrarse de forma anticipada o aplicarlas en la declaración de la Renta. Cuando estas deducciones corresponden a varios contribuyentes, uno de ellos puede ceder el derecho de cobro a otro beneficiario.
  • Cuando se trata de un matrimonio en que los dos trabajan es mejor optar por hacerla cada uno por su lado. La suma de las deducciones individuales es mayor que la conjunta por lo que interesa presentarla de manera individual. En el caso de tener hijos, las deducciones adicionales se repartirán al 50% entre ambos, pero si es un matrimonio donde solo uno trabaja es mejor, sin dudarlo, hacer la declaración conjunta, así el que trabaja tendrá derecho a una mayor deducción y se pagarán menos impuestos.
  • Todas aquellas personas que recibieron la prestación por maternidad durante el año 2016 deberán incluirla en la declaración de la renta.
  • Mediante la deducción por vivienda, quienes compraron antes del 1 de enero de 2013 desgravan, sí o sí, el 15% de los gastos de la hipoteca hasta un límite de 9.040 euros.
  • Hay un serie de gastos deducibles de los rendimientos del trabajo que no debemos olvidar incluir:

– La reforma fiscal introdujo mejoras al régimen de deducción por donativos a entidades para estimular su fidelización.

– Cuotas sindicales satisfechas.

– Cuotas satisfechas a colegios profesionales siempre que la colegiación sea obligatoria para el desempeño del trabajo y con un límite de 500 euros anuales.

– Los gastos de defensa jurídica derivados directamente de litigios suscitados de la relación del contribuyente con la persona de la que recibe los rendimientos, con el límite de 300 euros anuales.

– Asimismo, existe el gasto deducible del rendimiento del trabajo por movilidad geográfica para aquellos que encuentren un nuevo trabajo que implique un cambio de residencia (solo si se encuentra en paro, inscrito en la oficina de desempleo y el nuevo trabajo implica mudarse a otra ciudad).

– Del mismo modo, aumentó la cuantía que se podrán desgravar los trabajadores discapacitados activos en función del grado de discapacidad.

En conclusión, se puede sacar mucho provecho de los cambios que introdujo la reforma fiscal del pasado año.