Qué hacer si toca el Gordo de Navidad o el Sorteo del Niño

Tributación de premios

Depende del tipo de premio se deberán pagar impuestos, por ejemplo, no son los mismos los de Onlae, el Organismo Nacional de Loterías y Apuestas del Estado, que el resto, que están sujetos a un tratamiento fiscal diferente.

Se deberán pagar impuestos de todos los sorteos organizados por la Lotería y Apuestas del Estado (LAE) (Lotería Nacional, La Primitiva, Euromillones, BonoLoto, El Gordo de la Primitiva, La Quiniela, El Quinigol, Lototurf y Quíntuple Plus), todos los organizados por las Comunidades Autónomas, los de la Cruz Roja y los de la ONCE. Y además se aplicará también a los premios de la Unión Europea de organismos similares a los mencionados anteriormente.

La normativa (Ley 16/2012, de 27 de diciembre) establece que están exentos los premios de 2.500 euros o inferiores, y el importe a pagar es el 20% del importe que supere dicha cantidad, esto es, se somete a tributación el exceso de los 2.500 euros.

Es el organismo de loterías quien ingresa a Hacienda directamente el impuesto retenido del pago del premio. Es decir, Hacienda se encargará de retirar el porcentaje de impuestos de la lotería que haya que pagar antes del ingreso del mismo, se cobrará ya habiéndose descontado el importe equivalente del impuesto y se abonará el resto del importe del premio. En definitiva, los premios cobrados por las personas físicas residentes en España a los que se les haya descontado la retención, ya no tendrán que declararlo en su Renta, ni tampoco podrá descontarse la retención del premio en la declaración del IRPF. Y será la entidad pagadora quien ingresará el impuesto a través del modelo 230 y declarará todos los datos identificativos de las personas o entidades premiadas.

Por tanto, el contribuyente sólo tendrá que pagar directamente el impuesto a Hacienda en los premios cobrados de otros organismos de la Unión Europea, ya que en esos casos no se les descuenta el impuesto por la entidad pagadora. No obstante, se deberá informar al respecto al hacer la declaración de la renta en la casilla correspondiente, cumplimentado el Modelo 136 de la AEAT, donde se indicará el importe de la deuda tributaria, siempre que el premio exceda de los citados 2.500 euros.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que si el dinero que se gana por los premios de la lotería genera más capital (por ejemplo, vía inversiones) hay que tributar por esas ganancias, ya que los ingresos generados no son los mismos, puesto que la situación patrimonial es mucho más fuerte.

El resto de los premios no mencionados tributan en el IRPF al tipo marginal de la Base General de la Renta, que puede ir desde un 24,75% hasta un 56% en algunas comunidades autónomas, y dependerá de las rentas del trabajo y resto de ingresos que la componen.

En resumen:

1- El hecho imponible es cualquier premio obtenido en juegos de azar que cumpla las siguientes condiciones:

  1. Que se gane en juegos organizados por el organismo de Loterías y Apuestas del Estado (Euromillones, Lotería, Primitiva, Bonoloto), la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) o la Cruz Roja (sorteo del oro).
  2. Que su cuantía sea superior a los 2.500 euros.
  3. La entidad pagadora será quien ingresará el impuesto a Hacienda  a través del Modelo 230
  4. El receptor del premio deberá informar a Hacienda en su declaración de la Renta cumplimentando el Modelo 136 de la AEAT
  5. Si el premio genera ingresos, habrá que pagar los impuestos en función de la situación patrimonial actual.

2- Los premios que no pertenezcan a la Lotería y Apuestas del Estado (LAE)

  1. Tributan en el IRPF al tipo marginal de la Base General de la Renta
  2. Se pagará entre un 24,75% y un 56%, dependiendo de la comunidad autónoma
  3. Dependerá de las rentas del trabajo y resto de ingresos que la componen.