La Agencia Tributaria y el contribuyente

Cinco casos para evitar perdernos entre gestiones y plazos

Cuando el contribuyente debe enfrentarse a cualquier situación en Hacienda, generalmente se encuentra en un estado de total desorientación.

  • Actualmente la Agencia Tributaria está concediendo aplazamientos y fraccionamiento del pago de impuestos para importes inferiores a 18.000 € sin que se requiera aval, ante las dificultades de liquidez de las pequeñas y medianas empresas. Estas solicitudes se pueden realizar telemáticamente y las concesiones de aplazamiento y fraccionamiento son automáticas, generan las notificaciones también automáticamente y envían periódicamente los cargos a la cuenta domiciliada.HDH-Abogados-Ibiza-Valencia-Agencia-Tributaria03
  • Para autorizar a otra persona a realizar un trámite en nuestro nombre (esto suele suceder frecuentemente en el caso de autónomos y empresas) hay que cumplimentar el formulario adecuado para ello que puede descargarse desde agenciatributaria.es, firmando ambas personas (contribuyente y tercero en el que se delega). Si en algún momento se desea se puede revocar este apoderamiento o renunciar al mismo, enviando un burofax a la Agencia Tributaria.
  • En cuanto a los autónomos, es obligatorio que presenten sus declaraciones de renta de forma telemática. Y no existe otra alternativa.
  • Mediante el Pin 24 Horas se permite presentar declaraciones informativas y autoliquidaciones de forma telemática, pero para ello es necesario acudir en primer lugar a las oficinas de la Agencia Tributaria  para registrarse.
  • No obstante, hay otros casos en los que para realizar los trámites en la Agencia Tributaria, agilizándolos y de este modo evitar retrasos y poder solventar problemas y dejar listo el papeleo cuanto antes, lo mejor es en lugar de personarse en la Delegación de Hacienda correspondiente directamente, acudir en primer lugar al HDH-Abogados-Ibiza-Valencia-Agencia-Tributaria02departamento de Recaudación, ya que si existe algún aplazamiento de pago, deberán modificar el sistema y hacer que en el certificado conste que está todo al corriente de pago.A continuación habrá que acudir a la Delegación y presentar el impreso de solicitud de estar al corriente de pagos.

En cualquier caso, nuestro consejo es que preparemos en primer lugar toda la documentación y datos que la Agencia Tributaria pueda solicitar y que nos informemos claramente de qué pasos debemos dar y dónde debemos acudir, para evitar una pérdida de tiempo y problemas sorpresa por una mala gestión.