Denunciar los abusos en telefonía

Los fraudes de la comunicación

Los abusos de telefonía móvil están a la orden del día: errores en las facturas, permanencias que no se han firmado, descuentos mal aplicados, servicios no contratados… Asimismo, se considera fraude las cantidades abusivas que cobran a los usuarios por devolver un recibo, retrasarse en el pago o restablecer el servicio tras una suspensión temporal (Real Decreto Legislativo 1/2007) y no incluir el IVA en la publicidad de sus tarifas (vulnera la Ley 34/1988 de Publicidad). También son denunciables las tarifas desproporcionadas de roaming, el incumplimiento de las ofertas comerciales, los envíos de facturas después de haberse solicitado la baja y la facturación indebida.HDH-Abogados-Ibiza-Valencia-Telefonia02

Uno de los problemas a los que se enfrenta el cliente es la amenaza de incluirle en el fichero de solvencia patrimonial (es decir, pasar a formar parte de una lista de morosos). Pero para que la empresa pueda hacer esto que la deuda debe ser real, vencida, líquida y accesible.

Ante todos estos abusos y despropósitos, actualmente se ha facilitado la accesibilidad a la reclamación: los usuarios podrán presentar sus reclamaciones ante el operador por vía telefónica, a través de Internet, por correo postal, o directamente en sus oficinas comerciales.

Al presentar la reclamación, el operador reclamado deberá facilitarle un número de referencia que permitirá verificar el día de la solicitud de baja y tener constancia de la misma. En caso de que la reclamación se presente por vía telefónica, lo más recomendable es que solicite un documento que acredite la presentación y contenido de la reclamación.

Si en el plazo de un mes el usuario no hubiera recibido respuesta del operador o la respuesta no le satisface, tiene derecho a la contrarréplica:

HDH-Abogados-Ibiza-Valencia-Telefonia03Mediante Juntas Arbitrales de Consumo: es un procedimiento rápido y sencillo, que posee una normativa reguladora propia (Real Decreto 231/2008 de 15 de febrero) mediante la que el Gobierno atenderá y resolverá todas las reclamaciones de los consumidores.

En la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones: el plazo para presentar la contrarréplica es de tres meses (desde la respuesta del operador o desde la finalización del mes de plazo para respuesta). La Oficina tiene un plazo para resolver de seis meses, y la resolución agotará la vía administrativa y contra ella podrá interponerse recurso contencioso-administrativo.

Nosotros animamos a denunciar cualquier abuso y, en caso de duda, consulte a un abogado de confianza.