El alquiler social: una nueva propuesta para un caso real.

Aprendiendo a negociar en condiciones extremas

HDH-Abogados-Alquiler-social02El viernes pasado acudió a HDH Abogados, en Valencia, una pobre chica que había sido víctima del desahucio promovido por un banco. Un problema muy actual que afecta a más personas de las que nos imaginamos.

Nosotros le explicamos que para ser poseedora de un inmueble, es decir, para poder vivir en una casa que es de otro, necesitamos “un título”. Que será siempre el permiso de vivir allí sin pagar nada -es decir, en precario- o, lo más habitual, un Contrato de Arrendamiento donde, entre otras cosas, tendremos que pagar una renta.

La pobre chica vivía por necesidad en esa casa ocupada, con un hijo y otro en camino, y con su pareja. Ambos jóvenes y desempleados. Sin contrato. Lógicamente el banco había actuado y la había denunciado por delito de usurpación. Por ser “ocupa”.

HDH-Abogados-Alquiler-social03Entre otras salidas lógicas -salir de la casa y devolver las llaves y hablar con la abogada del banco para quitar la denuncia-, existe la posibilidad de negociar lo que comúnmente se llama Alquiler Social”. Es decir, se redacta un contrato de alquiler sencillo con el banco a bajo precio en viviendas como la que nuestra cliente había “ocupado”: vivienda vacía y en mal estado de conservación.

Así todos salen ganando. En Valencia, además, existe un organismo, la “Entidad de Infraestructuras”, que depende de la Generalidad Valenciana, y que le sirvió como otra alternativa a nuestra cliente.

Os pasamos el enlace por si tenéis curiosidad:

http://www.eige.es/eige/castellano/servicios_prog_ext.php