El delito de estafa: casos reales en Ibiza y Valencia

Más allá del engaño, diferencias entre un timo y una estafa

Es sorprendentemente habitual que vengan clientes a nuestros despachos de Valencia y de Ibiza que se sienten estafados. Desde el caso reciente de un cliente que vio como su patrimonio se vio seriamente resentido por ser víctima de una estafa disfrazada por un sistema piramidal de ganancias, hasta el caso de otro cliente que utilizó un procedimiento civil como estrategia procesal para evitar el pago de una deuda y fue acusado del tipo agravado de la estafa: la estafa procesal.HDH-abogados-Timo-o-estafa03

Siempre decimos que los abogados somos los termómetros de los problemas que afectan a la ciudadanía, puesto que escuchamos muchos problemas detrás de nuestra mesa. Tal vez por eso mantenemos en HDH Abogados el lema “estamos para ayudarte”, puesto que aquél que se sienta engañado y acuda a nosotros, tendrá, con toda honestidad -la primera H del nombre del despacho- todas las opciones posibles para defenderse con éxito de los procesos penales por estafa.

HDH-abogados-Timo-o-estafa02La trascendencia del delito de estafa va más allá de un simple “engaño”. El tipo penal exige que el engaño “sea bastante”, y esto significa que no cualquier “timo” puede ser castigado como delito de estafa. La jurisprudencia es muy exigente al afirmar que una conducta que busque el engaño sea considerada, en el orden penal, como delito de estafa.

Lo que sí es imprescindible es que, desde el primer momento en el que detecten que les han engañado, acudan inmediatamente a un abogado, porque en éste tipo delictivo, cuando “se descubre el engaño” es el momento de actuar con los elementos de prueba necesarios para poder iniciar el proceso de estafa. Si dejamos pasar el tiempo, perderemos verosimilitud ante un juez, y nos será más difícil probar que el delito de estafa fue cometido.