Fogasa: ese gran desconocido que garantiza tu indemnización

Puede que le suene este nombre, pero realmente no sepa ni lo que significa ni cuál es su función. En este post saldremos de dudas.
Primero de todo debemos saber que FOGASA es el Fondo de Garantía Salarial. Es un organismo autónomo adscrito al Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social que:

  1. Beneficia a los trabajadores (excluyendo a los socios de cooperativas, empleados del hogar y otros que estipule el Estatuto de los Trabajadores o la ley de la Seguridad Social).
  2. Garantiza tanto los salarios como las indemnizaciones ya sean por despido o por extinción de la relación laboral.
  3. Se hace cargo de todas estas prestaciones cuando se dé el requisito necesario e imprescindible de que el empresario esté en insolvencia o procedimiento concursal y por ello no pueda hacer frente a los pagos referidos anteriormente.

Se establecen unos límites, puesto que no se puede reclamar todo lo que se quiere.

FOGASA Beneficia a los trabajadores garantizando tanto los salarios como las indemnizaciones

En concepto de salarios, el máximo que el FOGASA podrá abonar será una cantidad de 8.383,20€ (30 € de Salario Mínimo Interprofesional a fecha de 22/3/2019 multiplicado por el doble y con un máximo de 120 días + prorrateo de pagas extras) esta regla aparece en el artículo 33.2 dedicado al FOGASA, en el Real Decreto Legislativo 2/2018, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

En cuanto a las indemnizaciones lo máximo que se puede reclamar es la cantidad de 25.498,90€. Para que se haga efectivo el reconocimiento de la indemnización esta debe de constar en un acto de conciliación judicial, sentencia, auto, resolución administrativa a favor del trabajador a causa de despido o extinción del contrato de trabajo.

Importante es el plazo para realizar está solicitud que será de 1 año contado desde la fecha del acto de conciliación, sentencia o auto que reconozca la deuda por salarios. Es muy habitual que se pase el plazo para reclamar ¡ojo!

Pongamos un ejemplo para verlo de forma clara: Debido al comienzo de la temporada de primavera-verano, con el buen tiempo y las terrazas abiertas, encuentra un local en el que necesitan a personal y realizada la entrevista por los empresarios, le aceptan, firma un contrato de trabajo.

Acaba la temporada, y no le pagan… Los lleva a juicio por no pagarles, lo gana, y con esa Sentencia ¿qué hacemos? Ejecutarla. Al no existir bienes por el empresario -su jefe-, no le queda más remedio que acudir al FOGASA, que es ese “fondo” que se va “llenando” con las aportaciones de los empresarios, para que se haga cargo de la mala cabeza de su jefe insolvente.

El procedimiento que hemos descrito es bastante largo y complejo, que hemos tratado de explicar de una forma llana y comprensible. Naturalmente le recomendamos que acuda a un abogado laboralista de confianza.


Redactado por la colaboradora Vanessa Torres y supervisado por el socio David López.