Ley General de Telecomunicaciones: una Ley Post Crisis

El despliegue de redes de comunicación como base de la nueva economía

Esta Ley tiene como propósito general colaborar con la generación de empleo a través del fomento de la denominada economía digital, basada en redes de comunicación que garanticen la cohesión social y territorial, a la vez que mejoran la interacción entre administraciones.HDH-abogados-Ley-de-Telecomunicaciones02

Además los objetivos de esta Ley son preservar el derecho de los usuarios frente al abuso de las llamadas comerciales indiscriminadas, a la vez que favorecer a que las familias de todo el territorio español tengan acceso a una velocidad mínima de Internet de 10 Megas poniendo como fecha límite para esta concreción el año 2017 y en etapas siguientes se incremente a los 30 megabits y 100 Mbps.

Cabe decir que estas cantidades de transmisión de datos son las actuales y que para aquellas fechas probablemente serán superiores, por tanto “el espíritu” de la Ley debe entenderse como un objetivo genérico de adecuar la velocidad a los estándares de cada época.

HDH-abogados-Ley-de-Telecomunicaciones03Pero es en el apartado de implantación de redes públicas de comunicaciones electrónica donde encontramos a nuestro juicio los mayores beneficios que esta ley puede tener.

Sin entrar en un análisis pormenorizado ni juzgar si es mejor o peor,  lo cierto es que era necesario reglar el despliegue del soporte físico de redes de comunicación, una infraestructura imprescindible en nuestra actual sociedad del conocimiento.