Los taxistas de Valencia tienen un año para reclamar daños y perjuicios

Hoy día 6 de Julio de 2018 se publica una norma que afecta de una manera alarmante a los taxistas de Valencia. Es la Orden 9/2018, de 29 de Junio, de la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, por la que se regula el sistema de descanso obligatorio y la limitación diaria en la presentación del Servicio del Taxi.

 

Este es el link: http://www.dogv.gva.es/datos/2018/07/06/pdf/2018_6562.pdf

La Orden señala, en su art. 2.1, que

“Todas las autorizaciones de taxi del Área de Prestación Conjunta de València deberán prestar servicio de lunes a domingo, un máximo de 16 horas cada 24 horas, con excepción de los días de descanso obligatorio “.

Al margen del error gramatical evidente de dicho artículo (las autorizaciones no prestan servicio alguno, sino los taxistas), la norma es perjudicial para el conjunto de taxistas de Valencia, que verán limitada su jornada laboral, sus horarios, sus descansos…

No hay mayor destrucción de empleo que el propuesto por la Consellería de Vivienda

Esta Orden impide a un vehículo -una herramienta de trabajo- funcionar durante un tercio de su vida diaria útil, lo que es una auténtica barbaridad. El titular de una autorización de taxi que tenga tres trabajadores contratados para prestar su servicio en jornadas de ocho horas, tendrá que despedir a uno de ellos y dejar, entretanto, el taxi en el garaje. No hay mayor destrucción de empleo que el propuesto por la citada Orden. El taxista autónomo tendrá que ajustar su horario al previsto en la Orden, que obliga a descansar cada doce horas…

El intervencionismo de la Generalidad Valenciana, que “se mete” en la vida de los taxistas organizándoles hasta la extenuación, es contrario a la propia idea del “emprendedor”, de la que tanto presumen algunos de nuestros representes públicos. Es una norma restrictiva que va a contracorriente de la normativa liberalizadora europea y de la propia filosofía de la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización.

Esta Orden a afecta a horarios, jornadas de trabajo… Es tan restrictiva que va a obligar a los taxistas que residan fuera de Valencia a tener que parar su propio taxi, llamar a otro taxi para que venga a recogerles, y así poder acudir a su domicilio, puesto que la norma señala que el taxímetro se encenderá de forma automática a los 15 kms. Y es lógico que muchos taxistas vivan fuera de la Área de Prestación Conjunta de Valencia, y no podrán, por lo tanto, volver a sus casas después de trabajar unas cuantas horas, teniendo que haber “perdido” otros 60 minutos en mitad de la jornada, etc.

HDH ABOGADOS se solidariza con el sector valenciano del Taxi, ante semejante injusticia, y atenderemos cualquier consulta sobre el procedimiento de reclamación patrimonial frente a la administración de forma gratuita en nuestra oficina de Valencia.