Hay que nombrar un perito: ¿Cómo lo hacemos?

¿Que hacemos si necesitamos demostrar un daño y hay que nombrar un perito?

En HDH ABOGADOS nos encontramos en muchas ocasiones con procedimientos “huérfanos” de prueba. Por eso debemos acudir a la prueba pericial para demostrar lo que reclamamos. Esta materia está regulada en los arts. 337 y concordantes de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Momento procesal en que las partes han de pedir la designación de perito judicial. 

Juicio Verbal

  • Actor: En la demanda.
  • Demandado: Diez días antes de la vista (“al menos con diez días de antelación al que se hubiera señalado para la celebración del acto de la vista” [Art. 339.1, al que se remite el 339.2]).
  • Ordinario y verbal con contestación escrita
  • Actor: En la demanda y, en el juicio ordinario, en la audiencia previa.
  • Demandado: En la contestación.

Law should know concept, The lawyer explained to the client to plan the case in court.

Ambas partes: En el juicio ordinario, en la audiencia previa si se dan las circunstancias del art. 339.3 LEC. (“en el juicio ordinario, si, a consecuencia de las alegaciones o pretensiones complementarias permitidas en la audiencia, las partes solicitasen, conforme previene el apartado cuarto del art. 427, la designación por el Tribunal de un perito que dictamine, lo acordará éste así, siempre que considere pertinente y útil el dictamen, y ambas partes se muestren conformes en el objeto de la pericia y en aceptar el dictamen del perito que el Tribunal nombre”).

Momento procesal en que tiene el Tribunal que proceder a la designación de perito judicial.

Verbal :

Pericial pedida por el actor (sin conocerse si el demandado va a solicitarla): en el plazo de dos días a contar desde la presentación de la solicitud.

2.2.¿Hay que esperar a que la pida el demandado o a que pase el plazo máximo en el que puede solicitarla el demandado, para proceder a la designación judicial del perito pedido por el actor a fin de posibilitar la práctica de pericial conjunta con un solo perito?.

Dice el art. 339.2, párrafo tercero, último inciso que “cuando ambas partes la hubiesen pedido inicialmente, el Tribunal podrá designar, si aquéllas se muestran conformes, un único perito que emita el informe solicitado.

En tal caso, el abono de los honorarios del perito corresponderá realizarlo a ambos litigantes por partes iguales, sin perjuicio”.

¿A quién debe imputarse el coste de la pericia designada de oficio?

Las soluciones doctrinales aquí son variadas: CUBILLO LÓPEZ y DE LA OLIVA SANTOS (Ley de Enjuiciamiento Civil, Respuestas a 100 cuestiones polémicas) consideran que en estos casos los honorarios deben ser abonados por mitad, como sucede cuando ambos litigantes solicitan un dictamen pericial sobre el mismo extremo.

SÁNCHEZ BARRIOS (Ley de Enjuiciamiento Civil, Respuestas a 100 cuestiones polémicas), considera que son tres las posibilidades:

1.- Que el Estado asuma el pago de los peritos, aunque repara en que, por el momento, no hay partidas presupuestarias al efecto.

2.- Que cada parte pague la mitad.

3.- Que dicho desembolso reciba el tratamiento de costas del proceso, de manera que si se produce condena en costas, será el litigante condenado el que pague, y si no hubiere pronunciamiento condenatorio en costas, habrá que entender que debe integrarse en aquellos gastos “comunes”, que han de ser asumidos por mitad.

Este artículo ha sido redactado por Patricia Cosín

y revisado por David López.