¿Por qué siempre es mejor un Acuerdo Malo a un Buen Pleito?

La difícil decisión de conformarse con la pena

Hemos sido noticia. Nuestro despacho llevaba la acusación particular en un caso de Homicidio en Grado de Tentativa, en concurrencia con otros delitos, un caso que siempre esta en el punto de mira tanto en Ibiza como en Valencia. El fiscal, como relatan los rotativos, pedía once años de prisión, y se habría conformado con unos cinco. Nosotros promovíamos diecinueve años, como Acusación Particular. La calificación delictiva la establecimos de esa manera, considerando la posibilidad de que fuera un asesinato en grado de tentativa -doce años- y subsidiariamente homicidio en grado de tentativa -siete años-. El hecho de pedir más años de lo que probablemente habrían condenado al acusado era nuestra obligación.HDH-abogados-Acuerdo o Pleito02

El Ministerio Fiscal -es decir, el acusador público– no previó la petición de “destierro”. Nosotros, la acusación particular, sí la contemplamos, puesto  que era fundamental para la víctima que defendíamos que el agresor no “pisara” la isla de Ibiza, para su tranquilidad, por miedo a represalias. Conseguimos 27 años de prohibición de aproximación a la isla de Ibiza, mal llamado “destierro”.

HDH-abogados-Acuerdo-o-Pleito03¿Qué habríais hecho vosotros si os piden 19 años de cárcel? ¿Os habríais conformado con 7? Desde luego, nosotros siempre aconsejamos estar en manos de un abogado que tenga el conocimiento necesario para poder evaluar las probabilidades de que un Tribunal os condene a lo menos posible. De ahí el dicho: “es mejor un mal acuerdo que un buen pleito”.

A nosotros y a nuestra cliente nos queda claro que fue un buen acuerdo, por motivos que exceden al de estas reflexiones que hoy compartimos con vosotros. Lo que nunca sabremos es si lo fue para el acusado.