Problemas al comprar una vivienda en Ibiza

Más vale prevenir que curar

Comprar una vivienda es uno de los pasos más importantes en la vida de una persona. Es por ello que, para evitar problemas en general, gestiones, impuestos y quebraderos de cabeza, lo mejor es asesorarse y acompañarse de un abogado inmobiliario.

De este modo, además de ahorrar costes, facilitará las operaciones jurídicas, una de las más importantes que se realizan en la vida, evitando:

  • El contrato de arras (la reserva de compraventa puede realizarse mediante otro tipo de contrato más económico: el privado y el de señal)
  • Pagos indebidos de tasación, registro y notaríaHDH_Abogados_Comprando-vivienda03
  • Cargas y gravámenes, usufructos y arrendamientos sobre el piso, en el registro de la propiedad
  • Deudas por tributos, tasas locales o impuestos municipales (IBI, alcantarillado, basuras, agua…), en el ayuntamiento, teniendo en cuenta que en el caso de un banco no sólo debemos tener en cuenta a este último, sino también al anterior propietario
  • Datos descasados (que no coincidiesen los metros escriturados con los reales, por ejemplo), en el catastro
  • Invalidación o incluso abolición de los suministros por no estar al corriente de pago, en las diferentes compañías de servicios
  • Impago de cuotas y derramas, en la Comunidad de Vecinos
  • Impactos fiscales de la compra (impuesto sobre el valor y coeficientes multiplicadores de las haciendas e impuesto de transmisiones patrimoniales)

Asimismo, toda la documentación que se precisa debe estar en regla, para evitar disgustos, gastos posteriores y otras cargas, por lo que el asesoramiento y dirección de un abogado es altamente recomendable:

  • Escritura de la propiedad
  • Nota simple más recienteHDH_Abogados_Comprando-vivienda02
  • Documento de número de catastro
  • Cédula de habitabilidad
  • Estatutos de la Comunidad (si consta)
  • Resumen de la última junta de propietarios
  • Documentación en la que conste el precio total de la vivienda, formas de pago y condiciones generales
  • Documentación con los datos de la hipoteca que haya de subrogarse (si es el caso)
  • Último recibo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles
  • Certificado de dominio y carga (para asegurarse de que no hay impagados)
  • Fotocopia de DNI del propietario y, en el caso de un banco, propietario anterior a éste.

HDH_Abogados_Comprando-vivienda04

00000

En próximos posts os contaremos algunos casos concretos de clientes, que han acudido a nosotros con problemas señalados, a causa de la documentación e impuestos en la adquisición de una vivienda.