Recomendaciones para reclamar una deuda

Estrategias legales para cobrar

Si tienes que cobrar cierta cantidad que te deben debes saber que tienes a tu disposición basicamente dos caminos para lograrlo, bien por vía extrajudicial -la más prudente-, o si esto no es posible, recurrir a la vía judicial. En este segundo caso, a su vez, puedes reclamar la deuda a través de un procedimiento monitorio, declarativo, o “cambiario”. Vamos a explicarnos…

La mejor solución: Extrajudicial

Cobrar deudas HDH abogados Valencia IbizaTal vez resulte obvio, pero lo mejor siempre es intentar ponerse en contacto con el deudor y establecer acuerdos sobre como liquidar la deuda. Eso no quiere decir que lo hagas tu solo, lo mas recomendable es actuar a través de un abogado, porque su mera intervención ya “predispone” a la otra parte a tomarse en serio la situación y en ultima instancia resolver la situación de forma amistosa. Casualmente, ésta última semana, varios clientes impagados de nuestro despacho de Valencia, por el tan “sufrido” sector de la construcción, han cobrado de sus morosos. En el despacho de Ibiza ha ocurrido lo mismo con un cliente muy conocido en la isla que tenía impagos por trabajos realizados y no cobrados en el sector de la energía.

Ahora bien, para lograr esa predisposición es muy recomendable ser flexible, es decir, por un lado haces una presentación de fuerza (la mera presencia del abogado) y por otro das facilidades de pago, bin puede ser fraccionando la deuda o incluso realizando alguna quita sobre el total.

Estrategias sobre la Vía Judicial

Si lo anterior no da resultado, no queda mas remedio que recurrir a este camino. En caso contrario tendremos el impago “de por vida”. Aqui lo primero que hay que tener en claro es: “Cuanto antes mejor”. Ya ves que en este blog siempre te aconsejamos no dilatar el tiempo para realizar una acción, y es que el manejo del tiempo es fundamental en estos casos. El tiempo corre en tu contra, porque en el derecho existen dos institutos, el de caducidad y el de prescripción, que son conceptos jurídicos muy antiguos que pueden perjudicarte si no reclamas “dentro de plazo”.

Tener en cuenta que cuanto mas esperes mas porobable es que el moroso deteriore su situación llegando a la insolvencia, lo que nos ale¡ja de nuestro objetivo. Llegados a este punto debemos saber que legalmente tenemos tres tipos de procedimientos para exigir a los deudores, aclarando que se trata de deudas vencidas, exigibles y, obviamente monetaria.

Estas vías judiciales son:

– El Procedimiento Monitorio

Cobrar deudas HDH abogados Valencia Ibiza4Esta vía de acción implica que tengas bien una factura, un albarán, o un documento similar que acredite una relación comercial que pruebe la existencia de la deuda. Es el procedimiento más generalizado. Recientemente no se podían reclamar deudas superiores a 250.000 euros a través de éste procedimiento, pero hoy el legislador ha permitido acudir al monitor para reclamar deudas de cualquier importe. En cuanto este procedimiento sea adminitdo en los juzgados, el siguiente paso será un Requerimiento al deudor. Éste bien puede oponerse (lo que implica que si se debe o no se debe o no se debe se discutirá en un juicio) o bien puede reconocer la deuda. Sin no paga una vez reconocida por el Juez, la cual se cobrará mediante una Demanda Ejecutiva.

.

– El Juicio Verbal y el Juicio Ordinario

Cobrar deudas HDH abogados Valencia Ibiza3Es Verbal tiene lugar cuando la deuda es menor de 6.000 € o cuando reclamas, por ejemplo, una renta o la recuperación de la posesión de una propiedad. En cambio si la suma es mayor a esa cantidad o debes hacer una reclamación por competencia desleal, o derivada de determinadas cuestiones de una Comunidad de Propietarios, se tratará de un Procedimiento Ordinario. En ambos casos puedes iniciar el trámite sin necesidad de instar a la otra parte, como sí debes hacer en el caso del Procedimiento Monitorio que vimos antes. Por eso, si tienes razones para pensar que tu deudor va a oponerse, lo más practico es acogerse a este procedimiento. De todos modos, es muy importante que tan pronto recibas una demanda, pongas la fecha de la recepción, como cualquier otro documento. No es la primera vez que, lamentablemente, ha venido algún cliente “despistado”, tanto en el despacho de Valencia como en el de Ibiza cuando ya se había celebrado el juicio…